La verdad que cuando te dedicas a una profesión en la que te quieres dar a conocer el tener siempre contigo las tarjetas con las que se pueden poner en contacto contigo es un gran adelanto. De esa manera tú no tienes que ir detrás de la gente pidiendo su número ya que en muchas ocasiones te pueden dar una mala contestación o simplemente dejarte con la palabra en la boca. Cuando estás en un despacho es diferente porque si dispones de unos porta flyers donde tengas tus folletos de publicidad con un tarjetero mono de esos que hay de metacrilato las puedes tener a mano igualmente y quizás ahí sea el cliente directamente el que te la pida. En este aspecto una persona que quiere vender algún producto sea el que sea debe estar bastante despierta, porque la publicidad se convierte en la mejor vía con el cliente que vamos a encontrar, es a través de una publicidad seleccionada la que hará que captemos mucha más clientela si cabe y para ello podemos poner a su disposición una gran selección de expositores con la que la tendrán mucho más a su alcance.

Hay quien opta incluso en ponerlos en la calle, la verdad que se convierte en una gran oportunidad porque todo el que pase por la calle podrá hacerse de un folleto para su casa, unos los ojearan y seguramente los tirarán, otros lo llevaran a casa porque en ese momento no tienen tiempo de entretenerse, y una vez allí lo podrá ver el resto de la familia, si no llega una vecina y te lo pide prestado. Generalmente después de mirarlos, suelen acabar como papel de recogida de pises en una jaula de canarios, pero con la satisfacción del trabajo bien hecho ya que ha sido visto por muchas más personas.

Todo es una cuestión de un buen marketing, donde el empresario debe velar por sus intereses y hacer todo lo posible porque se cumplan a rajatabla y así poder tener muchos más clientes. Y es justo aquí donde los expositores sobre todo de metacrilato entran en juego, y por eso podemos verlo en tantas oficinas sobre todo de viajes o de telefonía, pensemos que muchas de esas ofertas interesantes no estarían a nuestra disposición si no fuera por la ayuda de tantos expositores como podemos encontrar, dentro y fuera de todas las tiendas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *