Con el invierno por llegar es la necesidad de muchas personas prepararse para los climas gélidos de estas épocas, Europa con sus fechas heladas depende mucho de calefacción para mantener su población pero este servicio viene con un alto costo de uso y a veces la factura por un mes es exagerada.

Con un precio semanal de 244,25€ la calefacción eléctrica es uno de los métodos más caros de calentar un hogar aun cuando su rival la calefacción a gas natural cuesta semanalmente un total de 133,5€ sigue siendo un precio más que absurdo por una semana de calor para tu hogar ya sea casa o apartamento.

La inversión de en estufas de pellets pequeñas es una prioridad pues su pequeño tamaño y poder para calentar un hogar son una opción segura para la calentarse en invierno totalmente capaz de calentar un área de 200m2 con solo un kilo de pellets de madera, todo lo mejor para resguardarse en los meses más helados del invierno.

Modelos y ventajas.

Las estufas de pellets son de múltiples funciones y modelos dependiendo de que necesites en el momento pero el costo de la inversión a largo plazo supera en beneficios al pago mensual de la calefacción eléctrica o de gas, el costo del combustible es el costo de 7 días de calefacción eléctrica por un tiempo mayor.

Los modelos según sus funciones se clasifican en 3 sencillas categorías:

  • Aire: el modelo más común utiliza el aire caliente generado del combustible usado para calentar un espacio de 200m2.
  • Aire canalizable: estas son similares al modelo de aire pero con un sistema de tubos para canalizar el calor en el hogar.
  • Agua: los modelos más nuevos que fueron diseñados no solo para calentar hogares sino también para calentar agua para lo que necesites.

Recomendaciones.

No solo son capaces de calentar hogares de manera más cómoda sino que el espacio ocupado es mucho menor que una estufa común puesto que puede ser instalada en cualquier espacio de la casa se corre con la ventaja de posicionarla en donde mejor prefieras para tu comodidad.

La relación precio/uso es algo que vale la pena destacar pues los precios del combustible son mucho menor por saco que una semana de calefacción sin importar el tipo de la misma, muchas personas que las han probado no han vuelto a pagar por calefacción convencional.