Son muchos los ancianos que por desgracia deben vivir en una residencia, y digo por desgracia no porque en ellas los cuiden mal sino porque con quienes deberían estar es con sus familias, pero no es de lo que quiero hablar ya que entraríamos en un debate profundo que nada tiene que ver con el tema que os vengo a contar. Hace poco he visitado a una vecina, la verdad es que sus hijos están fuera y vienen muy poco así que imaginaos la alegría que le da cuando ve una cara conocida, además siempre aprovecho para llevarle algo que le gusta y la alegría es completamente doble.  Me gusta ir a verla para ver como está, si de verdad come en condiciones y si la cuidan como debieran, su respuesta siempre es la misma, no te preocupes que aquí estoy mejor que en mi casa, su situación era complicada, ya que tiene dependencia y sus cuidados no eran muy buenos que digamos, gracias a mis visitas pude darme cuenta enseguida y ponerlo en conocimiento de sus hijos que desde luego no tardaron en poner cartas en el asunto así que le buscaron una residencia en la que podemos decir que se encuentra prácticamente como en casa.

He de decir que el personal es una maravilla, a todos cuando lleguemos a ciertas edades nos va a gustar que sean amables con nosotros, sobre todo las personas que se encargan de nuestros cuidados, de poco sirve que te vayas a una residencia para mejorar tu calidad de vida para que sea al final todo lo contrario, por ello a mí me gusta tener en cuenta siempre el estado de la cama en la que duerme mi vecina, más que nada porque en su casa siempre estaba mojada y no me iba hacer gracia que siguiera en las mismas condiciones, ella me cuenta que no, que las limpiadoras le cambian la cama, todos los días y le ponen sabanas limpias, me dice que incluso le han contado ya que como ella es muy preguntona que la residencia trabaja con una empresa llamada resuntex.es donde tienen gran cantidad de productos de geriatría, entre los que podemos destacar los empapadores desechables y es precisamente gracias a ellos que la cama siempre está completamente seca. Así que viendo lo visto ya que se lo digo yo a mis hijos, pocos ruidos os voy a dar porque en unos años me voy a ir de cabeza a esta residencia.