Hay personas que tienen problemas de  conductas que  afectan su entorno social y familiar, hasta el punto de  que llegan a romper toda relación con amigos, familiares, compañeros y se aíslan de todo su entorno.

Esto llega a suceder en las personas  adictas, se aíslan ya sea de forma voluntaria o porque su entorno lo obliga a desconectarse de todo contacto humano y así sumergirse más en su mundo interno e individual que ellos han creado como protección.

En la terapia de  recuperación de  las  adicciones, la  desintoxicación es la primera etapa  que ayuda a limpiar el cuerpo y la mente de la adicción, la deshabituación es la segunda etapa que  ayuda a  la dependencia física y psicológica y  Por último, la reinserción el cual ayuda a incorporar al individuo a  su entorno.

Usando las habilidades

En esta etapa de reinserción, se logra desarrollar el potencial manual e  intelectual de la persona para que usando sus habilidades y destrezas, descubra su potencial y se ocupe en actividades productivas  y recreativas que aumentan su autoestima, seguridad y confianza en el retorno a su vida cotidiana.

Su reintegro como persona independiente a la sociedad y a su núcleo familiar, todo bajo supervisión y observación para evitar alguna recaída manejando sus  emociones y reforzando su autocontrol en el manejo de cada  situación.

Mantener la mente y el cuerpo ocupado es una de las herramientas que evitan caer en las adicciones, por eso en esta etapa se maneja la terapia ocupacional, esto motiva a las personas a seguir con su mejoría y concientizarse sobre las  adicciones que  está  superando para así evitarlas en el futuro .

En la reinserción y la etapa ocupacional la persona desarrolla múltiples actividades que lo ayudarán a aumentar  su potencial y regreso satisfactorio a  su entorno.

Mejor  calidad de vida

Al reintegrarse a la sociedad y a su núcleo familiar la persona empieza a tener  diferentes puntos de vista y busca nuevas alternativas para su crecimiento personal.

Ya sea con terapias, talleres, lecturas de  auto ayuda o cualquier otro material que facilite ampliar los conocimientos, ya sean aprendiendo y desarrollando nuevas  habilidades de acuerdo a las capacidades, aumentando los conocimientos y aprendizajes  para tener más oportunidades de  desarrollo.

Nunca es tarde para aprender, así que en esta fase de reinserción es una  excelente  oportunidad para lograr la completa  independencia, calidad de tiempo y calidad de  vida  que la persona desea para su desarrollo.