La bomba de agua se encarga de mantener correctamente refrigerado tu motor, y así evitarás que el mismo se averíe. Si la bomba se daña seguramente debas recurrir a mecanicos de coches que puedan cambiar bomba de agua de una manera eficiente y dejar tu coche sin ningún tipo de recalentamiento.

En todos los casos, necesitarás conocer cuáles son los momentos en los cuales debes hacer el cambio, y así te aseguro que podrás saber si debes cambiarla. En este post, te mostraré los motivos más comunes por los que la bomba puede ameritar un cambio, así que te invito a que sigas leyendo.

Principales fallas de la bomba de agua

Es importante tener en cuenta que la bomba hidráulica del coche puede tener varias fallas, por las cuales se hace necesario que se realice el cambio para evitar daños graves en el motor. Dentro de los principales problemas que se pueden presentar con la bomba están:

  • Desgaste del sello mecánico, lo que impide que se cumpla la función de cierre.
  • Rotura de la correa que acciona la bomba de agua, en muchos coches, se sustituye cuando se hace el cambio de la correa de distribución.
  • La bomba tiene fugas.
  • Cuando la bomba se agarrota.
  • Si se produce erosión en las paletas de la hélice.

Todos estos son los motivos por los cuales se debe hacer el cambio de la bomba de una manera inmediata. Es importante tener en cuenta que, si no se hace el cambio de la bomba de agua, se puede producir un sobrecalentamiento en el motor que puede causar daños irreversibles.

¿Cuánto cuesta la reparación?

Es importante tener en cuenta que, el coste de reparación de la bomba de agua puede variar dependiendo del tipo de coche. Algunos requieren de una mano de obra que llevará muchas más horas de trabajo, por lo cual los costes suelen llegar incluso hasta los 1000 euros.

Por otra parte, muchos coches pueden tener un coste de 400 a 500 euros por el cambio de la bomba de agua. Te recomiendo que compres una bomba de agua de buena calidad en un desguace, para que puedas ahorrar más dinero durante la reparación.

Si decides hacer la reparación por tu cuenta, solo tendrás que pagar el coste de la bomba que suele estar entre los 60 y los 150 euros. Así que, si tienes experiencia reparando tu propio coche, podrás tener un buen ahorro de dinero en todo momento.