En un coche los elementos del sistema de suspensión son básicos y los amortiguadores son los principales para mantener la estabilidad. Para conseguir los mejores repuestos para tu vehículo debes visitar el despiece de nissan, porque allí encontrarás todos los recambios que puedas necesitar y a los mejores precios.

Pero, puede que no sepas cómo se revisan los amortiguadores para saber si se encuentran en buen estado. Es por este motivo que, el día de hoy te he preparado este post con algunos consejos que te permitirán revisar tus amortiguadores de una forma realmente sencilla y rápida.

Trucos básicos para revisar los amortiguadores

Es fundamental que a la hora de revisar los amortiguadores te fijes en los siguientes puntos básicos para determinar si están en funcionamiento o no:

Estabilidad

La estabilidad es uno de los principales factores que debes tener en cuenta para que puedas revisar tus amortiguadores de una forma correcta en tu coche. Debes asegurarte de aparcar tu coche en un lugar que sea completamente plano y donde puedas observarlo a una distancia prudente.

Debes fijarte muy bien en la línea que se forma entre las defensas del coche y el pavimento, la cual debe ser completamente paralela. Si el coche se inclina hacia algún lado debes asegurarte de cambiar tus amortiguadores porque están en mal estado.

Estado exterior y fugas

Es importante que verifiques el exterior de los amortiguadores, en especial porque estos deben estar completamente libres de óxido para cumplir con su función. En todo caso, es común que se presente oxidación cuando se conduce por terrenos que tienen una gran concentración de sal.

Pero, también debes asegurarte de que tu vehículo no tenga fugas en los amortiguadores para evitar daños en los mismos. Verifica siempre el sitio donde aparcas tu vehículo, y así podrás detectar si tu coche deja manchas en el suelo para llevarlo de inmediato al taller mecánico.

Prueba del rebote

La prueba del rebote es algo básico que debes hacer en tu vehículo y que permite comprobar rápidamente el estado de los amortiguadores. Ejerce presión sobre la carrocería de tu vehículo, y suéltala para que tu vehículo vuelva a su posición original.

Debes observar cuidadosamente el movimiento que realizará el vehículo para volver a su posición original. Si lo hace en un solo movimiento los amortiguadores estarán en buen estado, por el contrario si da varios rebotes, tendrás que cambiar los amortiguadores de forma inmediata.